UNA DOCENTE SE PUSO EN HUELGA DE HAMBRE

Catalina Vilte aseguró que desde que es docente es la primera vez que vive una indiferencia tan grande como la actual. El conflicto inició la quinta semana.

El conflicto docente inició la quinta semana y se agudiza: una maestra inició una huelga de hambre en el acampe de Casa de Gobierno.

Catalina Vilte es maestra de la escuela René Favaloro, en la zona norte de Salta Capital. Es una de las tantas formadoras que hace cinco semanas le pide al gobernador Gustavo Sáenz y su equipo de trabajo la apertura al diálogo. Pero el Estado sigue firme con su postura de no dialogar pese a los reiterados pedidos. En el medio, la docencia fue víctimas de agresiones institucionales, verbales, psicológicas y físicas.

“Hace siete años que soy docente y es la primera vez que vivo una situación así. He participado de otras medidas de fuerza porque considero justos los reclamos, pero es la primera vez que siento tanta indiferencia como trabajadora”

Resistiendo el frío, Vilte contó que la falta de diálogo del Gobierno la lleva a extremar una medida de fuerza. “Lo pensé bastante por mi familia y por mí, pero lo siento justo”, aseguró. La falta de nutrientes y energías se ven compensadas con el ánimo y apoyo de colegas, vecinos, trabajadores y el personal del SAMEC que de manera voluntaria permanece en el lugar para dar cobertura.

Cerca de 50 carpas copan el principal acceso a Casa de Gobierno, en medio de la indiferencia de Sáenz y sus funcionarios. Allí hacen noche, allí resisten el frío, las bajas temperaturas y luego el calor. En algunas carpas los docentes permanecen encadenados, mientras también se montaron ollas populares y guardias permanentes.

Este domingo por la noche los ministros Ricardo Villada, Roberto Dib Ashur y Matías Cánepa ofrecieron una conferencia de prensa virtual desde Grand Bourg donde aseguran que “los docentes de Salta lograron el mejor acuerdo de paritarias del país”. Sin embargo, los trabajadores sostienen desde el primer momento que lo económico no es el único motivo que alimenta el petitorio.

En la conferencia de prensa, Villada dejó clara la postura del Gobierno y aseguró que desde hoy se descontará el día no trabajado a quien permanezca en protesta, haciendo uso del poder y la violencia institucional y tratando de quebrar el legítimo reclamo.

Pero lejos de opacarlo, momentos antes de la medianoche varios docentes llegaron a Casa de Gobierno e instalaron más carpas en la puerta del acceso principal, mostrando que siguen fortalecidos.

FUENTE: DNISALTA