UNA ADOLESCENTE MURIÓ ELECTROCUTADA CUANDO SE LE CAYÓ SU CELULAR A LA BAÑERA

La joven se estaba bañando mientras usaba el móvil que se estaba cargando . Su madre pidió que “aprendan de lo que ha pasado para no tener teléfonos pegados a la mano”.

Celestine Decroix murió a pesar de ser reanimada por la Policía y trasladada de urgencia al hospital de la localidad de Lyon donde agonizó durante unos días..

Cuando todavía la joven estaba en coma su madre pidió: “Que otros adolescentes aprendan de lo que ha pasado por tener los teléfonos pegados a la mano! No puede haber móviles en los baños, porque pueden llevar a algo dramático”, sostuvo en declaraciones al periódico local Le Journal de Saône-et-Loire.

En tanto, una amiga de Celestine tuvo que ser hospitalizada en estado de shock después de lo ocurrido.