TIENE 12 AÑOS Y LA AFA NO LA AUTORIZO JUGAR EN EL FUTBOL MIXTO

Emma no pudo fichar y recibió esa respuesta de las autoridades. “Es un acto discriminatorio”, denunciaron sus papás, que decidieron presentar el caso en el INADI.

A principio de año, luego de que se retomaran las actividades deportivas que habían sido restringidas por la pandemia, el Club Deportivo de Empleados de Comercio de Guaminí presentó la ficha de Emma junto con la de sus compañeros varones en la Liga Regional de Coronel Suárez para poder participar de los partidos, pero desde la entidad explicaron que la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) no contempla los eventos mixtos, por lo que no le permitieron ser fichada y le quitaron la oportunidad de jugar.

Emma tiene 12 años y desde hace años forma parte del club de la localidad perteneciente a provincia de Buenos Aires donde practica su deporte preferido, el fútbol. Desde que inició en escuelita juega con varones “que la respetan y jamás la discriminaron”, según contaron sus papás en la cuenta de Instagram que crearon para difundir esta situación. En el pasado, hubo otras nenas en el equipo, pero actualmente es la única.

“Ya el año pasado, prepandemia, representantes del club plantearon la situación de que había una nena que quería ser fichada y ya en esa charla, que fue informal, hubo una insinuación de que no se iba a poder, de que era imposible porque la AFA no contempla el fútbol mixto”, contó Soraya, mamá de Emma.

El sábado se jugó el primer partido al que Emma no pudo asistir y se tuvo que quedar en su casa. A pesar de entrenar durante la semana junto a sus compañeros y en las mismas condiciones, no tiene permitido jugar los fines de semana. “Cuando sabe que viene el sábado y no puede jugar, se pone mal, se desilusiona“, comentó su mamá.

Ante esta situación, sus padres decidieron presentar el caso en el INADI. “Realmente pensamos que es un acto discriminatorio. Se le está diciendo a Emma que no puede seguir jugando porque es nena”, denunciaron. Además, los papás de la nena, explicaron: “Consideramos que se está vulnerando el derecho de practicar su deporte preferido. Lo único que queremos es que ella tenga las mismas oportunidades que sus compañeros varones”.

Emma está ilusionada con que en algún momento va a poder jugar, “pero sabe que es complicado, que ninguna nena lo ha hecho acá en la zona con esta Liga y que es un camino difícil, porque hay mucho prejuicio, hay mucha cosa establecida y cabeza cerrada en puestos de decisión”.