TARTAGAL: UNA JOVEN WICHI ESTABA EMBARAZADA Y MURIÓ EN EL HOSPITAL

FAMILIARES DENUNCIAN A LOS MÉDICOS 

La mujer de 18 años había ingresado en delicado estado al hospital Juan Domingo Perón de Tartagal con su bebé ya fallecido dentro de su vientre.

Sus familiares denuncian que la mujer de 18 años no recibió un trato adecuado por parte del personal del nosocomio. La joven wichi se llamaba Aldana Quico, y formaba parte de la comunidad perteneciente a Santa Victoria Este.

“Ellos decían que ya había roto la bolsa del niño, y el mismo doctor que la revisó, dijo que el bebé ya había muerto. Le pusieron un suero, la llevaron a la pieza y dijeron que tenía que esperar que salga nomás el bebé. Así la tuvieron todo el día con el bebé muerto en su vientre, ella pidió que le hagan la cesárea, y ellos decían que no, que es normal y le dijeron que empuje, pero ella le decía ya no aguanto”, dijo una de las mujeres que consolaba a la madre de Aldana.

“Ella me dijo que mi corazón ya no da más, que me falta el aire, y le pusieron el oxígeno”, contó en diálogo con el portal La Cruda NN. Luego denunció: “encima viene el doctor y dice, ha fallecido la chica. Y yo le digo, la chica o el bebé. Me responde: ‘la chica, andá a ver si querés, entrá si querés’. Se hacía el malo encima”.

Fuentes: Eltribuno 

Compartir