SE ESCONDIÓ PARA DARLE UNA SORPRESA A SU EXPAREJA Y DESCUBRIÓ QUE VIOLABA A SU HIJITA

El aberrante hecho ocurrió el pasado martes 24 de agosto en un domicilio de la localidad de Gral. Güemes y denunciado ayer lunes en la Comisaría N° 11 por la madre de la menor de 12 años.

Según lo informado a HolaSalta.com, en la tarde de ese día, la mujer junto a una de sus dos hijas, se escondió en el fondo de la vivienda con el fin de darle una sorpresa a su expareja que había salido de compras con su otra hijita de 12 años, escucharon que llegaron, pero a los 10 minutos y al notar que no salían, fue a ver y lo sorprendió en el lavadero con los pantalones bajos abusando sexualmente de la niña.

La mujer detalló que en ese momento quedó en shock, “no reaccionó por unos minutos, porque no podía creer” la aberrante situación, luego gritando, fue y resguardó a la menor, mientras que el acusado decía que sólo le estaba acomodando la calza a la niña, vistiéndose y escapando del lugar.

Los días pasaron, ya que la víctima le pedía a su madre que no lo denuncie, que “tenía miedo porque la amenazaba a que la iba a ir a buscar”, detallando que ese día ella entró y se puso a lavar las zapatillas, su padrastro se acercó desde atrás, sujetándola por la fuerza, bajándole los pantalones, la penetró y le dijo “va a ser un ratito”, agregando que su menor además le comentó que “le salió sangre y le dolió siendo la primera vez” que sucede este tipo de hecho.

La Fiscalía interviniente ordenó exámenes completos a la menor por parte del médico del CIF, pero hasta el cierre de esta edición, “el acusado se encuentra en libertad”.