NO LO PODÍAN PARAR A JORGE SAMPAOLI

Jorge Sampaoli totalmente sacado, repartiendo golpes y tratando de pelearse con los hinchas del Niza en el partido de la Ligue 1 de Francia.

en el partido entre el Niza y el Olympique Marsella cuando el futbolista Dimitri Payet reaccionó contra los ultras locales y les arrojó una botella que ellos habían lanzado al campo de juego como proyectil. Los agentes de seguridad se vieron desbordados y el campo de juego estuvo a punto de convertirse en un terreno de batalla.

El encuentro estaba 1 a 0 en favor del conjunto local y el clima en el estadio que contó con público en sus gradas era de hostilidad para el cuadro visitante. La afición local quiso hacer sentir su presencia y la pasión rompió cualquier límite cuando a falta de 15 minutos varios espectadores arrojaron proyectiles contra el campo de juego, justo cuando Payet estaba por lanzar un tiro de esquina. Uno de ellos le dio en la espalda.

Harto de la situación, el jugador del Olympique Marsella tomó una de las botellas del suelo y la lanzó con violencia contra las gradas, mientras insultaba a la afición del cuadro local. Su respuesta generó que no menos de 50 ultras del Niza saltaran a la cancha con la intención de golpearlo.

Pero cuando parecía que todo se normalizaba, del otro lado de la cancha Jorge Sampaoli arrancó otro episodio de violencia. Si bien no está claro aún qué fue lo que hizo enfurecer al entrenador argentino que se desempeña al frente del conjunto de Marsella, las cámaras de la televisión captaron el momento en el que sus propios jugadores lo estaban separando de un tumulto que él había provocado.