MURIO LA NIÑA WICHI QUE HABÍA SIDO ABUSADA Y ESTABA EMBARAZADA

Una nueva historia de negligencias y ocultamientos se llevaron las vidas de una adolescente y su bebé a punto de nacer en el Chaco salteño.

Salta llora una nueva muerte desde una comunidad Wichi, en el Chaco salteño donde las condiciones de vida y la Justicia son desiguales.

La niña tenía sólo 13 años y había sido abusada: cursó ocho meses de un embarazo no deseado, soportando una peligrosa hipertensión gestacional llamada preeclampsia, sin controles médicos y con nefastas condiciones nutricionales.

La víctima fue hospitalizada en el hospital Juan Domingo Perón de Tartagal. La pusieron en una camilla de emergencias donde las contracciones la dieron vuelta del dolor. Le sobrevino la eclampsia con sus convulsiones arteras que la tiraron de la camilla, haciendo que el bebe muriera antes de salir a la luz pese a la cesárea urgente que médicos practicaron. La mamá, por su parte, padeció muerte cerebral.

FUENTE: DNISALTA