MOLDES: LA EXPLICACION DE POR QUE NO TENIA CONSIGNA POLICIAL LA VÍCTIMA

Abigail Agustina Cruz, había denunciado en dos oportunidades a su expareja, Iván Gallardo y producto de ello, el Juzgado de Violencia familiar y de Género N° 3, le impuso una consigna policíal pero se venció el plazo y no se pidió la continuidad del mismo. Por este motivo, la víctima se encontraba desprotegida cuando sucedió el hecho.

Según explicaron las fuentes judiciales, cuando una mujer denuncia ser víctima de género, el Juzgado dicta como primera medida, la prohibición de acercamiento y en algunos casos, la consigna policial. Esta última,  varía en los plazos que pueden ir desde los 15 a los 30 días, dependiendo el juzgado y la gravedad del hecho denunciado. En el caso de Agustina, se ordenó una consigna de 5 días, se venció el periodo y no se pidió la continuidad.

Cabe destacar que, cualquier víctima, si continúa sintiéndose amenazada, puede volver a pedir la consigna policial, incluso en la misma comisaría. 

Muchas veces, sucede que las mujeres no quieren asistir a la Defensoría Oficial para solicitar asesoramiento y es necesario que lo hagan, sobre todo si son hechos de violencia reiterados. La defensora puede hacer un seguimiento más cercano del caso y solicitar a la jueza que le ponga una consigna personalizada, es decir, un policía que la acompañe a todos lados por un plazo determinado hasta que cesen los hechos.

Los Juzgados de Violencia Familiar y de Género, no realizan un seguimiento de los casos y muchas veces sucede que, los agresores cesan la violencia momentáneamente, se vence los plazos de la consigna, no se renuevan y ocurren los femicidios.

Deja una respuesta