MATAN A PERROS RESCATADOS PARA EVITAR LA PROPAGACIÓN DEL COVID-19

El Consejo de Bourke Shire, un gobierno local en el remoto noroeste del estado de Nueva Gales del Sur, mató a los perros “para proteger a sus empleados y a la comunidad, incluidas las poblaciones aborígenes vulnerables” del coronavirus, según un comunicado de la Oficina del gobierno local de Nueva Gales del Sur, que supervisa el ayuntamiento y otros gobiernos locales.

Las preocupaciones giraron en torno al “riesgo de transmisión del Covid-19 si el personal de una organización de realojo de animales en Cobar”, a unos 300 kilómetros al sur de Bourke Shire, tuviera que viajar para recoger a los perros, dijo la oficina, y agregó que está “examinando las circunstancias que rodearon el incidente”, incluso si los asesinatos pueden haber violado “las leyes de prevención de la crueldad y los animales”.

El Sydney Morning Herald informó que uno de los perros asesinados recientemente había dado a luz y que los voluntarios del refugio estaban angustiados por los asesinatos.

Se han reportado más de 4800 casos de coronavirus en Nueva Gales del Sur en la última semana, según datos estatales , ya que partes de Australia soportan restricciones continuas en medio de un brote alimentado por la variante delta.
Aún así, Bourke, donde fueron asesinados los perros, ha registrado un total de siete casos de coronavirus, mientras que Cobar, donde se encontraban los empleados del refugio, solo ha registrado un caso, según datos del gobierno .