LUEGO DEL ESCÁNDALO MUNDIAL LA SELECCION EMPRENDE LA VUELTA AL PAÍS

Los jugadores no regresaron al hotel y se dirigieron directamente al aeropuerto. El embajador, Daniel Scioli confirmó que “vuelven todos juntos”.

Sin pasar por el hotel, el seleccionado argentino se marchó del Arena San Pablo al aeropuerto, tras permanecer por casi tres horas en el vestuario a la espera de garantías tras el escandaloso final del partido ante Brasil, que apenas duró cinco minutos. 
El fútbol sudamericano quedó envuelto en un papelón del que tanto la Conmebol, la AFA y hasta la Confederación Brasileña intentaron despegarse.

El clásico sudamericano, por las Eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar, terminó abruptamente cuando autoridades sanitarias locales (Anvisa) ingresaron al campo de juego para intentar llevarse a los jugadores Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía. El partido se suspendió y los jugadores se recluyeron en el vestuario. “Si se querían llevar a alguno de mis futbolistas no lo iba a permitir”, dijo el entrenador Lionel Scaloni.

La postura del seleccionado argentino era clara y quería garantías para irse sin problemas. Los dirigentes argentinos pretendían que los cuatro futbolistas que llegaron del Reino Unido (son los acusados de haber falseado la declaración al ingresar a Brasil) pudieran marcharse junto al resto de la delegación. En ese sentido, el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, afirmó cuál fue su intervención: “Pedí que facilitaran el regreso del seleccionado. No veo intencionalidad política”.

En tanto, el presidente interino de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ednaldo Rodrigues, aseguró que los cuatro jugadores argentinos estaban autorizados a jugar el partido por las Eliminatorias Sudamericanas y que después iban a ser deportados del país. El titular de la CBF criticó el accionar de la Anvisa que interrumpió el superclásico a los pocos minutos y calificó como “lamentable” lo que sucedió en el estadio Arena Corinthians. 

“Todos se asustaron. Brasil-Argentina despierta interés en todo el mundo. Según sabemos, la Anvisa hace tres días está acompañando a la selección de Argentina”, comenzó Rodrigues en su relato a la transmisión oficial.

El embajador se hizo presente en el Arena Corinthians con el objetivo de observar el fallido encuentro y, tras la polémica, nunca se “despegó” del plantel de Lionel Scaloni.

“Vine desde Brasilia a San Pablo para ocuparme de este tema cuando vi lo que estaba ocurriendo con la selección argentina, y acompañé a la delegación al aeropuerto para garantizar que el plantel, el cuerpo técnico y los colaboradores pudieran salir de Brasil sin inconvenientes”, le explicó el embajador Scioli desde Brasil.

“Vinimos al aeropuerto para que no hubiera inconvenientes y los jugadores vuelvan todos juntos a Buenos Aires”, refirió Scioli sobre Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía, los cuatro futbolistas provenientes de Inglaterra a los que, por ese motivo, las autoridades sanitarias brasileñas Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia) les reclamaban una cuarentena y que no jugaran el encuentro.

El embajador argentino aclaró que estaba “dicho que en los partidos de estas características no había cuarentena. El problema de fondo es la situación con la Conmebol”.