LO DESPIDIERON POR MANEJAR LA AMBULANCIA BORRACHO Y DEBERA PAGAR 144 MIL PESOS

Para colmo, al vehículo le faltaban el embrague y las balizas y el copiloto “chapeó” con contactos poderosos en el control de tránsito. Al trabajador lo pescaron con 1,2 grados de alcohol en sangre y lo denunciaron penalmente.

El chofer de la ambulancia de Rosario de Lerma que fue detenido el pasado fin de semana en El Carril, con 1,12 de alcohol en sangre, además de una onerosa multa, fue apartado de su cargo y se le inició un sumario administrativo con la correspondiente denuncia penal. El hombre había sustraído las llaves de la ambulancia para irse de fiesta.

La multa correspondiente por la graduación de alcohol encontrada en sangre es de $144 mil pesos para el conductor alcoholizado, identificado como Alberto Altamirano, quien fue detenido en inmediaciones de la Plaza San Martín , de El Carril. Sumado a esto, la ambulancia no estaba en condiciones de circular, le faltaba el embrague y no tenía balizas. 

Al conductor se le retuvo la licencia, fue apartado de su cargo en el Hospital Corbalán de Rosario de Lerma, se le inició un sumario administrativo y una denuncia penal, ya que el hombre habría sustraído las llaves del vehículo, según informó la gerente del nosocomio.

El hombre se encontraba trabajando a prueba en la jefatura de mantenimiento y transporte, “Es un personal que por su cargo tenía acceso a los vehículos. Independientemente de nuestro accionar hay una denuncia penal sobre esta persona” destacó Eugenia Rivero, Gerente del nosocomio.

Para colmo de males, el acompañante de Altamirano amenazó con llamar a sus influencias políticas si no los dejaban pasar porque se les hacía tarde para el asado organizado por ambos en una casa de barrio Santa Rita de aquella localidad.

Fuente: Valle de Lerma Hoy.