Ley Justina, busca donar vida

Se aprobo la ley. La norma eliminó la necesidad de que los familiares den su consentimiento.

Se trata de una reforma de la ley de trasplante de órganos que dispone que todas las personas mayores de edad pasen a ser donantes, a menos que dejen constancia expresa de lo contrario. El proyecto fue trabajado en conjunto con INCUCAI  y está inspirado en el caso de Justina Lo Cane, una menor de 12 años que murió en noviembre pasado mientras aguardaba un trasplante de corazón.  La ley, impulsada por el senador de Cambiemos Juan Carlos Marino, marca los derechos de los donantes y receptores a la intimidad, la integridad, la confidencialidad, la información y el trato igualitario. También establece la prioridad de traslado en forma aérea o terrestre de los pacientes que están en el medio de un operativo de donación.