LA VECINA NO AGUANTÓ EL RUIDO Y SALIÓ A TIRAR BALDAZOS DE AGUA

Esto sucedió en Tartagal, justo se celebraba la inauguración de una nueva pizzería en el centro. La vecina de al lado se enojó por la música y los ruidos de los comensales, que salió con un balde a mojarlos para que se vayan.