LA PRINCESA DE JAPÓN SE CASÓ CON SU NOVIO PLEBEYO

La princesa Mako de Japón se casó con Kei Komuro, y de ahora en más ya no pertenecerá a la familia real al contraer matrimonio con un compañero de la universidad que no pertenece a la alta sociedad.

También decidió rechazar los 150 millones de yenes, 1,3 millones de dólares, que reciben las mujeres de la familia imperial.

“Amo a Mako. Solo contamos con una vida y quiero que la pasemos con la persona que amamos”, dijo el novio.