“La Argentina debe fortalecer la sinergia entre el campo y la industria”

Urtubey visitó la planta de molienda de soja más grande del mundo, ubicada en Timbúes, cerca de Rosario de Santa Fe y que pertenece a la firma Renova del grupo Vicentín. “Debemos fortalecer la cadena de valor que puede ser uno de los pilares del desarrollo”, dijo Urtubey.

El gobernador Juan Manuel Urtubey visitó la planta que del grupo Vicentin, ubicada en Timbúes, a pocos kilómetros de la ciudad de Rosario de Santa Fe. En este lugar fue recibido por el presidente del grupo, Sergio Vicentin.

“Me gusta conversar y conocer en qué podemos colaborar con  la gente que hace y produce en Argentina”, dijo Urtubey a los directivos de Renova. En este sentido se interiorizó del proceso productivo del exitoso modelo agroindustrial argentino, con más de 80 años de existencia.

“Debemos fortalecer la cadena de valor que puede ser uno de los pilares de desarrollo”, dijo Urtubey y agregó que “el campo no debe ser visto solo como un sector generador de dólares sino como un exportador de productos de alto valor agregado”.

El gobernador salteño dio su visión sobre el presente y los ejes para el futuro del país, cuestionando que en Argentina no hay crédito para inversiones ya que solo el 14% se destina a este objetivo cuando en Chile alcanza el 80% y en Brasil llega al 65%.

Indicó que es necesario “fortalecer la sinergia entre el campo generador de dólares y la industria generadora de empleo y valor agregado”. En este sentido instó a generar mecanismos de ahorro para financiar la producción.

La compañía
La planta Timbúes es la más grande del mundo en molienda de soja y embarque de granos, con tres kilómetros de extensión.

Vicentin se remonta a fines de la década del ’20, con un pequeño comercio de acopio y ramos generales en Avellaneda, localidad situada al norte de la provincia de Santa Fe. Años más tarde la empresa inicia su actividad con la puesta en marcha de su primera planta desmotadora de algodón y fábrica de aceite, resultante de la molienda de semillas de algodón, lino y maní.

A mediados de 2007 la compañía comienza a involucrarse en el sector de biocombustibles, siendo la primera empresa del país que exporta biodiesel, desde su planta en Avellaneda. Luego, a partir de un joint venture entre Oleaginosa Moreno Hnos. y Vicentin surge Renova, destinada a la producción a escala de biodiesel.

En constante crecimiento actualmente tiene diversificada su actividad en oleaginosas y cereales, textil, biodiesel, concentrado de uva, vinos, agroquímicos, feed lot, acopio y exportación de miel.

La planta Renova constituye una de las obras de ingeniería más notables del país y representa una de las mayores moliendas del mundo. El proyecto demandó 3 años de construcción y funciona a pleno desde 2013. Sobre la margen derecha del río Coronda, se localiza en un predio de 200 hectáreas y cuenta con una capacidad diaria de molienda de 20.000 toneladas de soja en dos líneas de producción.

El proceso de producción comienza con la recepción diaria de aproximadamente 1.000 camiones con carga de poroto de soja, que es almacenada en una celda con capacidad para 310.000 toneladas. La planta posee un puerto propio diseñado con el objetivo de alcanzar la mayor eficiencia en la carga de los diferentes productos.