GORILA MUERE EN BRAZOS DE SU CUIDADOR

”Con gran pesar Virunga anuncia la muerte de la gorila de montaña huérfana “Ndakasi”, que residía en el centro de Senkwekwe desde hacía más de una década”, señala el comunicado del Parque Nacional de Virunga (PNVi).

Esta gorila de montaña nació en abril de 2007 y quedó huérfana con dos meses después de que unos milicianos mataran a su madre. Su estado vulnerable le impidió regresar al estado silvestre y vivió en un centro del PNVi donde ella, junto con otro gorila, Ndeze, fueron atendidos durante 11 años.

“El 26 de septiembre por la noche, después de una larga enfermedad, su estado se deterioró rápidamente y Ndakasi murió en brazos de su guardia y amigo de siempre, André Bauma”