Estaban a salvo

Ayer, cuatro niños de 3, 6,8 y 9 años siguieron al padre de uno de ellos que salió a cazar por montes que rodean a la ciudad de Tartagal y no se sabía sobre su paradero. Durante la noche y la mañana se realizaron, sin suerte, distintos rastrillajes por el monte para encontrarlos. Pasado el mediodía, una mujer alertó a la Policía que estaban en resguardo de un hombre que los halló y brindó resguardo.

Según consignó Prensa de la Policía, Los chicos residen a unos 6 km de la ciudad norteña y según contó el padrede Inés, de tan solo tres añitos, y Moisés de 8, salió en la tarde de cacería pero nunca imagino que los dos chicos pudieran serguirlo junto a sus dos primos, Antonela y César, que se encontraban jugando con ellos.
Efectivos de la Unidad Regional 4, con jurisdicción en el departamento San Martín, y de todas las dependencias de la zona realizaron un rastrillaje en los montes circundantes de la zona este de la ciudad.
Las buenas noticias llegaron este mediodía, cuando la Comisaría 42º de la ciudad norteña, informó que habían sido hallados los cuatro en buen estado de salud.