EN LA MAÑANA DE HOY SE RECIBIÓ LA AMENAZA DE BOMBA EN LAS INSTALACIONES DE LA EMISORA CADENA MAXIMA

La alerta lo recibió el propietario de las emisoras, Eduardo Marengo, quien realizó la correspondiente exposición ante la policía. Intervino la Fiscalía Penal N°3 a cargo del Dr. Córdoba quien se hizo presente para constatar el trabajo encarado por la policía y el CIF.

Durante la tarde del día lunes, enviaron un paquete dirigido al conductor Adrián Irrazabal, dicho paquete contenía rulemanes y una amenaza escrita.

Los trabajos de rigor encabezados por la policía, bomberos y CIF desestimaron la existencia de una bomba explosiva.

“Es una pena que sucedan este tipo de cosas, es la primera vez que nos toca vivir un evento de tal naturaleza” manifestó Eduardo Marengo quien además relaciono el caso con la vinculación que tiene el conductor con la Asociación Betania, institución que viene siendo cuestionada por el mal manejo de sus actuales autoridades quienes cuentan con denuncias del conductor denunciado.