El Gobierno asegura que «no hay una situación de emergencia» en los niveles de empleo

Marcos Peña y Jorge Triaca presentaron estadísticas y afirmaron que los indicadores se mantienen igual desde hace cinco años.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó hoy que los niveles de empleo se mantienen iguales desde hace cinco años, «sin creación ni destrucción de fuentes de trabajo», según los datos oficiales que surgen del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y la Encuesta de Indicadores Laborales, al tiempo que anticipó que a partir del segundo semestre el país comenzará «un proceso de creación de empleos que nos permitirá salir de la situación de pobreza en la que se encuentran muchos argentinos».
«Es muy importante traer a la mesa estos elementos con los que seguramente todos los sectores políticos, institucionales y sindicales puedan trabajar a partir de acá en tener mayor tranquilidad, porque a partir de tener las estadísticas, más allá de las distintas situaciones que se pueden ir viendo en algunos sectores y situaciones puntuales, no estamos ante una situación de emergencia en la Argentina», sostuvo.
El funcionario nacional, junto al ministro del área Jorge Triaca, compartieron sus conclusiones sobre los indicadores oficiales que midieron la situación del empleo en marzo y ratificaron que todas las medidas tomadas por el Gobierno «son para que lo más rápidamente posible, probablemente a partir del segundo semestre, podamos empezar a ver un proceso de creación de empleo».
Peña, durante una conferencia de prensa en Casa Rosada, reconoció que «cuando vamos viendo sector por sector, observamos una situación puntual entre diciembre y enero que particularmente afectó al sector de la construcción, pero que ya se está revirtiendo» y también en «algunos sectores de la manufactura, afectados por la situación de Brasil».
Sobre los indicadores oficiales, el Sipa y la Encuesta de Indicadores Laborales, que ya existían pero no se daban a conocer públicamente por las administraciones anteriores, agregó: «Los pasos que damos son para construir institucionalidad, que seguirán en los próximos meses con otros indicadores que ir poniendo en la mesa para que entre todos podamos trabajar sobre la verdad, sobre datos que no discutamos más y que podamos a partir de ahí pensar cómo hacer para crecer y pensar como país.