EL ÁLBUM DE FOTOS DE UN PITBULL ADOPTADO ENTERNECIÓ A TODOS

Ocurrió en California luego de haber pasado varios años de su vida vagando por las calles.

Los pitbull han sido catalogados, desde el inicio de los tiempos, como una raza peligrosa. Incluso existen muchos lugares en el mundo donde se prohíbe su tenencia.

En Chile, por ejemplo, existe una Ley de Tenencia Responsable que obliga a los dueños de esta raza a adiestrarlos, con clases especiales, para poder tenerlos en casa. También les exigen ponerles bozal y correa para pasear por la vía pública.

Lo cierto es que, en la mayoría de los casos, la mala fama que se han hecho estos perros no es porque en verdad sean violentos.

Esta preconcepción que se tiene de ellos nació a mediados de siglo cuando comenzaron a ser entrenados para pelear y cumplir funciones de seguridad. Su contextura robusta y su aspecto intimidador fueron los principales motivadores de la elección.

Sin embargo, los que han tenido la oportunidad de vivir con un pitbull en casa saben que de violentos y agresivos no tienen nada. Sabemos que son como los niños, todo depende de cómo uno los críe para determinar la personalidad de nuestras mascotas. Tal fue el caso de un perro de esta raza que fue encontrado por un grupo de rescatistas vagando por las calles de California.

Según el refugio, que lo acogió durante dos años, el perro estaba bastante traumatizado. Fue el cariño de su hogar de acogida lo que lo cambió para siempre. Vaya a saber por cuánto sufrimiento tuvo que pasar hasta llegar a conocer a su nueva familia adoptiva.

 “Era una tarde soleada cuando llegó al refugio para encontrarse con él y lo encontró tendido bajo el sol abrasador. ¡Esa escena capturó tu corazón! Fresno Bully Rescue hizo un gran trabajo cuidando a Meaty desde la primera vez que lo vi hasta que pude llevarlo a casa”, contó Lisa Reilly tras adoptar al pitbull. El perro había ingresado al refugio en el 2014 y tuvo que esperar hasta el 2016 para que alguien lo notara.

Fue así como Meaty llegó a su nueva casa para completar a su familia. Ellos ya tenían dos perros más, de la misma raza, que también habían sido adoptados. El hogar se transformó en un lugar de aventuras y diversión. La sonrisa que caracteriza al nuevo integrante le ha valido su popularidad en las redes sociales.

Con una cuenta en Instagram, el pitbull congrega a 153 mil seguidores en la comunidad 2.0. Su carita y la desgarradora historia detrás de él conmueven a cada usuario que pasa por su perfil. Todos los que pasan por su muro comprenden de inmediato que la violencia o el peligro sólo existen en esta raza cuando hay algún tipo de maltrato. Sin embargo, en su nuevo hogar, donde sobra el amor, no existe el peligro.

FUENTE: TN