EL 2 DE ENERO DEL 2023 COMIENZA EL JUICIO CONTRA LOS RUGBIERS POR LE CRIMEN DE FERNANDO BAEZ SOSA

COMIENZA LA “PEOR PESADILLA” PARA LOS RUGBIERS DETENIDOS: ¿SE ROMPE EL PACTO DE SILENCIO?

La resolución del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°1 de Dolores abrió una serie de interrogantes que, por estas horas, carecen de respuestas concretas. Tras comunicar que el 2 de enero de 2023 comenzará el juicio a los ocho rugbiers imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa, la principal duda es saber qué podría modificarse en torno a la situación de los acusados por el brutal crimen.

Los abogados de ambas partes coincidieron en que no los sorprendió la fecha escogida para el inicio del debate oral y público. La elección de la misma se explica mediante la agenda atrasada que tiene el Tribunal y también desde la necesidad de contar -en el marco de un mes de feria judicial- con el tiempo suficiente para encarar las extensas jornadas que se prevén. Serán tan largas como las que deberán transitar, de aquí en adelante, los jóvenes que se encuentran detenidos en la Alcaidía Departamental N°3 de Melchor Romero.

“Pasamos tiempos muy duros de pandemia, la causa es muy voluminosa. Aunque parezca lejano estamos muy conformes con esta idea de juicio, no tanto por el mes, pero vamos a estar ahí firmes. Hay una instrucción suplementaria que va a llevar unos cuantos meses. En plena pandemia y no había entrevistas entre detenidos y peritos, en esta etapa final se van a llevar a cabo estas diligencias”, expresó Fernando Burlando, abogado de la familia de la víctima.

Para Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz las reglas en la cárcel son iguales. Están ubicados de a dos en cuatro celdas contiguas y permanecen 21 horas encerrados en ellas. “Salen únicamente para ver el sol”, reveló una fuente judicial a este medio. También indicó que el estado físico de los oriundos de Zárate cambió rotundamente: “Están visiblemente desmejorados”.