CONDENARON A UN GENDARME POR VIOLENCIA, HUMILLACIÓN Y TORTURA A UNA MUJER

 LA VÍCTIMA ERA OBLIGADA A SACARLE LAS BOTAS Y LUSTRARLE LOS ZAPATOS Y LA GOLPEABA CON UN CINTO 

Un gendarme de 43 años fue condenado a dos años de prisión de ejecución en suspenso con reglas de conducta y la obligatoriedad de realizar tratamiento psicológico por el delito de coacción en perjuicio de su expareja.

La mujer había radicado una denuncia en 2017 y el acusado fue excluido del hogar. Luego, el hombre volvió a convivir con ella y los cuatro hijos del matrimonio pero, en 2021, la víctima debió efectuar una nueva denuncia.

La víctima contó cómo era sometida a un control permanente, obligada a sacarle las botas y lustrarle los zapatos y cómo era golpeada por el hombre con un cinto o le arrojaba agua para que se levante de la cama cuando él llegaba a la vivienda.

Por todo ello, el juez de la Sala VI del Tribunal de Juicio, José Luis Riera y con perspectiva de género, condenó al hombre a dos años de prisión de ejecución en suspenso y la obligatoriedad de realizar tratamiento psicológico.

Fuentes: DNI Salta