Coimeros procesados

Diez efectivos de Gendarmería Nacional fueron procesados por asociación ilícita y concusión (coimas) por el Juzgado Federal 1 a cargo de Leonardo Bavio, en una investigación llevada a cabo por el fiscal Eduardo Villalba. Los delitos que se les imputan a los gendarmes, algunos de ellos de alta jerarquía, consisten en la intercepción de los colectivos de los tour de compras que salían de la frontera repletos de mercadería de contrabando y les exigían a sus ocupantes «una colaboración» para dejarlos pasar. Estas «colaboraciones» ascendían de 15.000 a 20.000 pesos por cada ómnibus, llegando a recaudar hasta 500.000 pesos diarios.