20 años no es nada

Hace pocos días se cumplieron 20 años del último ascenso de un equipo salteño a Primera División. Dos décadas de aquella histórica definición por penales en el estadio Mario Kempes (en aquel momento Chateau Carreras) de Gimnasia y Tiro frente a Talleres de Córdoba, cuando «palito» Alvarez se puso la capa de héroe y atajó dos penales para el delirio de todos, por volver a la máxima categoría de nuestro futbol, otra vez de la mano del mítico Ricardo Rezza.

Aquí, nuestro homenaje de aquella gran página en la historia del futbol salteño.